sábado, 22 de abril de 2017

UN DIOS EN SAN MIGUEL CAÑADAS

Sierra de Tepotzotlán cuna de vestigios arqueológicos de suma importancia

Agradezco de antemano a nuestro amigo Armando Barreto (https://www.facebook.com/armando.barreto.7906?fref=ufi&pnref=story) las preciosas fotografías que nos ha compartido el día de hoy. Ambas, si es que no me equivoco, fueron descubiertas por pobladores del pueblo de San Miguel Cañadas, más propiamente, por el excelentísimo Club de la Caminata que cada domingo se ha dado a la tarea de explorar las zonas circunvecinas en búsqueda de nuestros tesoros arqueológicos, ecológicos y geográficos. Muchos son los vestigios que aún subsisten y por ello es grande la responsabilidad que como pueblo tenemos de salvaguardarlos porque, como ya sabemos, al gobierno y al Inah poco le importan. No revelo el sitio exacto de estas maravillas pues existen vándalos e ignorantes que sólo suben a destrozar tal y como pasó con la cueva de la leona.
Basamento prehispánico en la Sierra de Tepotzotlán saqueado por buscadores de tesoros


Otro ejemplo del saqueo en vestigios antiquísimos. Poco o nada hacen el gobierno y el Inah por salvaguardar nuestro patrimonio
 
Sólo basta saber que están en una zona predominantemente otomí la cual tuvo fuertes influencias teotihuacanas y toltecas. Así se puede apreciar en los atuendos del personaje petrograbado en una peña y que nos recuerda a los sacerdotes brujos que usaban los tocados puntiagudos (copillis) y esos colgantes a manera de cinturón.
Hermoso petroglifo fotografiado por Armando Barreto de San Miguel Cañadas. Tal vez se trate de un sacerdote brujo o bien incluso del dios Yacatecuhtli
 
Posiblemente se trate de un religioso abocado a Quetzalcóatl. A todas luces tiene la boca abierta y parece que está profiriendo una voluta que es el símbolo de la palabra culta. También podría tratarse del dios Yacatecuhtli (el Dios Nariz), numen de los comerciantes, dada la prominencia de este órgano en el personaje. Refuerza esta teoría el hecho de que el petrograbado se encuentre en una zona de brechas usadas para el transporte comercial y su presencia serviría para proteger a los "pochtecas".

Quetzalcóatl. Se pueden apreciar las semejanzas con el personaje de petrograbado en cuanto al sombrero cónico (copilli) y el cinturón con lengüetas
 
Yacatecuhtli (Señor Nariz) dios narigudo que protege a los pochtecas
 
El segundo petrograbado es oscuro y difícil de descifrar dado el estado de mala conservación en el que se encuentra, sin embargo se pueden adivinar símbolos astronómicos y acuáticos que quizá en su conjunto conformen una figura zoomorfa.
Segunda foto de Armando Barreto quien tiene un peculiar gusto por la historia de nuestro pueblo. Quizá se trate de símbolos cósmicos y acuáticos
 
Lo cierto es que ambas figuras reclaman un urgente trabajo de restauración y conservación para que no se pierdan en la nada. Felicidades a los involucrados en este hallazgo y ojalá se den muchos más. Esperemos que esto motive el orgullo y el deseo de conocimiento del resto de la población y que sea un signo de que pronto podremos ver nuestro museo arqueológico de San Miguel Cañadas como un hecho latente.


Cueva con vestigios prehispánicos quizá abrigo de cazadores en la Sierra de Tepotzotlán


En sus cuencas y recovecos la Sierra de Tepotzotlán es cofre de tremendo tesoros
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario